Todavía muchas compañías cometen el error de no recuperar el IVA en viajes de empresa. Se trata de los impuestos derivados de gastos típicos como el combustible, un billete de tren o almuerzos con clientes. A veces, ni siquiera se guardan los tiques, por lo que tampoco pueden deducir gastos de viajes de empresa.

Razones por las que las se decide no recuperar el IVA o deducir gastos en viajes de empresa

La causa número uno está relacionada con el tiempo y lo tedioso de la colección de tiques. Se tiende a pensar que son gastos menores y que no vale la pena invertir esfuerzos en pedir y guardar sus correspondientes justificativos. El problema es que, si se repite este proceder mes a mes, al final del año se habrá perdido una considerable suma de dinero. Una cantidad que realmente pertenece a la empresa, pues podía recuperar ese IVA.

La otra causa común es el miedo a desgravar algo que no se debía. El temor a que una multa de Hacienda suponga un desembolso mayor a la cantidad que se intenta recuperar, echa para atrás a la hora de pedir las facturas. También existe la incertidumbre de que se obtenga una factura incorrecta o incompleta respecto a sus requisitos.

Se trata de un miedo injustificado. La razón es que Hacienda establece claramente todos los supuestos en los que se puede recuperar el IVA. Y hoy todos los establecimientos pueden expedir una factura simplificada perfectamente válida. Pero incluso en caso de equivocación, la Agencia Tributaria permite subsanarlo antes de incurrirse en multa.

Una razón más es no querer complicar la vida a los empleados. Y, de nuevo, hay herramientas que simplifican muchísimo el archivado de tiques.

Consecuencias de no recuperar el IVA

Toda empresa o profesional autónomo tiene derecho a deducir el IVA y desgravar los gastos afectos a su actividad. Si una empresa no recupera los gastos de un viaje, tan solo se está perjudicando a sí misma. Con ello, lo único que logrará es que el trayecto total sea más caro de lo que debería. Existiendo hoy herramientas que simplifican al máximo esa tarea, no hay excusa para seguir pagando de más.

Solución para deducir gastos de forma sencilla

La solución más moderna es contar con servicios especializados en recuperar el IVA de los tiques. La tecnología de vanguardia hace posible escanear y digitalizar de inmediato cualquier tique. Una agencia especializada en recuperación de gastos puede ayudar a coleccionar todas las facturas válidas. Simplifica la tarea de tener que contactar con todos y cada uno de los proveedores para pedir las facturas, que en todo el trayecto de un viaje pueden ser muchos.

¿Merece la pena? Por supuesto que sí. Cuando se piensa en la larga lista de cosas que se pueden deducir como gastos en viajes de empresa, puede verse el considerable ahorro económico. Gastos de viaje deducibles son restaurantes y cafeterías, peajes de autopistas, transportes públicos, aparcamiento, compras en grandes superficies, combustible, alojamiento en hoteles…

Si se desea deducir el IVA en viajes de empresa, lo ideal es contactar con 60dias, donde se aportan soluciones reales, prácticas y sencillas.

Imagen cortesía de Free-Photos en Pixabay.