Son muchas las personas que cada mañana se desplazan en coche por todo el país por motivos de trabajo y siempre surge la misma duda, ¿me paro en zona azul, o uso un parking privado? A Priori, no parece haber mucha diferencia, sin embargo, ni la comodidad para el empleado es igual, ni tienen las mismas ventajas para la empresa o autónomos. Entender sus diferencias permite organizar los viajes de empresa de forma más eficiente y económica.

Ventaja fiscal del parking privado

La principal diferencia desde el punto de vista de la empresa o autónomo es la posibilidad de recuperar el IVA en los parkings, de hecho uno de los puntos fuertes de 60dias son los acuerdos de colaboración que nuestra empresa tiene con la mayoría de las empresas de aparcamientos de España, cubriendo actualmente más del 90% de las plazas de parking privado ofrecidas en el país, lo que facilita y agiliza la recuperación del IVA soportado en los tickets. Sin embargo, muchos viajeros no son conscientes de las ventajas de aparcar sus coches en un parking privado, y en su lugar optan por usar los parquímetros de la O.R.A. aparcando el coche en la zona azul de la calle.

La mayoría de los tickets de la O.R.A. son emitidos por los Ayuntamientos locales o por empresas públicas o semipúblicas que explotan la actividad señalada como zona azul, pero con la salvedad de que están exentas de IVA ya que por ley son consideradas tasas municipales. Existen algunas empresas privadas que, después de ganar un concurso público, pueden explotar la actividad y la misma está sujeta a IVA, pero la gran mayoría de los aparcamientos de la O.R.A. en España son explotados por empresas públicas como tasas.

Esta diferencia puede suponer una considerable suma de dinero a final de año en especial para empresas o autónomos que, por su actividad, se desplazan con mucha frecuencia. Con un poco de planificación los beneficios económicos son claros.

El parking ofrece una mayor flexibilidad para el empleado

Por comodidad, muchos viajeros dejarán el coche lo más cerca posible del lugar que deben visitar, pero con la multitud de opciones que cada ciudad ofrece en temas de aparcamiento, la elección del viajero debería ser siempre una mezcla entre proximidad y precio. Teniendo en cuenta que hoy en día las diferencias de precio por minuto entre aparcar en un parking o en la calle son casi nulas, la primera se convierte en la opción preferida de los viajeros. Para la empresa el beneficio es claro, la recuperación de IVA soportado.

Muchos parkings privados tienen la ventaja de estar cubiertos o bajo tierra, salvando nuestros vehículos de las adversidades del tiempo. Además, el método de pago es otro punto a favor de estos, ya que el parking se paga al abandonar el mismo, no debemos preocuparnos si necesitamos tener el coche dentro durante varias horas, o incluso días, además eliminamos el riesgo de multas si se nos pasa la hora.

Sin embargo, en la zona azul, existen unos claros límites de tiempo que, una vez superados, implicarán la renovación del ticket de la O.R.A. pero ¿qué pasa si estamos en medio de una reunión de negocios y no podemos renovar el ticket del parquímetro? ¿vamos a interrumpirla para coger nuestro móvil y renovarlo o, peor aún, ir físicamente hasta el parquímetro a sacar un nuevo ticket? Los viajeros que se mueven por todo el territorio nacional no tienen porqué conocer los horarios de la O.R.A. de un ayuntamiento ajeno y el desconocimiento no nos libra de las multas.

Al final lo que ofrece el parking es tranquilidad, poder olvidarnos del coche para centrarnos en nuestro trabajo y la seguridad de que ante imprevistos tenemos la flexibilidad de tiempos que no ofrece la zona azul.

Por ello nosotros recomendamos siempre el uso de parkings privados. El viajero gana en tranquilidad, la empresa recupera el IVA y 60dias garantiza su recuperación sin que el empleado tenga que solicitar la factura completa. Para saber más, ponte en contacto con nuestros profesionales y te informaremos sobre nuestros servicios.